Se esfuma la empresa Firex; adeuda 1 mdd a empleados y proveedores

  • RAQUEL OLLAQUINDIA y ALMA RÍOS/12-02-2015

El 28 de noviembre de 2014 los trabajadores tomaron la mina Cinco Estrellas, en Vetagrande, que manejaba Firex bajo el nombre de Firzaben, para evitar el retiro de maquinaria y equipo ■ foto: andrés sánchez

El 28 de noviembre de 2014 los trabajadores tomaron la mina Cinco Estrellas, en Vetagrande, que manejaba Firex bajo el nombre de Firzaben, para evitar el retiro de maquinaria y equipo ■ foto: andrés sánchez

■ Operaba la planta de beneficio de minerales en Vetagrande; “salió por la puerta falsa”: González

■ Exigen investigación a la compañía; urge que Godezac aplique el contrato firmado, dice

Salvador González, consejero del Fideicomiso Público de Promoción y Desarrollo Minero de la entidad, aseguró que desde este organismo exigen a las autoridades estatales que se realice una investigación a fondo de la empresa Firex, que fue la operadora de la planta de beneficio de minerales en Vetagrande durante el último año y la cual salió, finalmente, “por la puerta falsa”.

Cabe recordar que esta compañía, sin previo aviso, se escudó en la realización de un paro técnico para cesar las actividades en estas instalaciones y “se desapareció”; aunque González resaltó que, por fortuna, los trabajadores se percataron “de que andaban ya en retirada (…) y prácticamente no los dejaron saquear la planta”.

Expuso que “no se escogió a la empresa más idónea”, la cual precisó que fue recomendada por el Clúster Minero y posteriormente contratada por Gobierno estatal. Acusó a esta compañía de haber trabajado con poca seriedad pues, “si fuera algo seria, hubiera dado la cara y nos hubiera informado al fideicomiso en la situación en que se encontraba” en materia económica.

La investigación que se solicita se deriva de diversos incumplimientos; el primero de ellos, recalcó, es el de los pasivos que contrajo en el estado durante el tiempo que operó la planta, además, con fallas continuas.

En ese sentido, indicó que “los que conocen el trabajo de una planta de beneficio saben que prácticamente no debe parar actividades y desgraciadamente esta planta trabajaba un día sí, cuatro no, una semana sí, un mes no, hasta que tronaron”.

En cuanto a los adeudos, que se calculan en una cifra cercana al millón de dólares, es decir, aproximadamente 15 millones de pesos, Salvador González sostuvo que, al marcharse de Zacatecas, Firex “prácticamente abandonó a los trabajadores y a quienes le habían remitido minerales”, además de a otros proveedores.

A los compromisos incumplidos en las instalaciones de Vetagrande se suman aquellos que se dejaron, también, en la mina Cinco Estrellas. Esta explotación era operada por la misma compañía pero bajo otro nombre, el de Firzaben, y era “de donde pretendían alimentar también a la planta”.

Salvador González expuso que se puede calcular la cifra de afectados entre 200 y 250, lo que significa que ese número de empleos son los que se encuentran en “stand by” mientras la empresa no abone los pagos que tiene pendientes.

Al respecto, el consejero del fideicomiso expuso que es urgente que Gobierno del Estado aplique el contrato que se firmó con Firex y, por el que se le obligaría a la empresa a saldar su deuda.

Agregó que es necesario aplicar este contrato para subsanar un tercer incumplimiento, que se trata del compromiso que había hecho la compañía de terminar “unos trabajos que faltaban por hacer, que no ha entregado la obra y ya tiene dos años que se tenía que haber entregado”, expuso.

“Ahí también se tiene que aplicar la ley por parte de Obras Públicas de que haga valer su fianza que tiene de vicios ocultos para que entregue la obra y se vea en qué calidad quedó”, puntualizó.

Aunque ya se tengan opciones con empresarios locales para poner en funcionamiento nuevamente la planta, González señaló que “primero se tiene que finiquitar con esta empresa” y para ello “el Gobierno del Estado debe ponerse más duro para traer a la empresa o, a los del Clúster Minero que recomendaron a la empresa, decirles que hablen con ellos para que hagan que vengan a arreglar su situación”.

La gravedad de este cese de actividades se multiplica, concluyó Salvador González, al recordar que es la tercera planta de beneficio que se cierra en Zacatecas por problemas laborales; primero fue la de Barones, después la que operó una empresa peruana en el mismo espacio de Vetagrande donde está la actual y, por último, la instalación que abandonó Firex.

Se suman ejidatarios de la capital a denuncias de violación de acuerdos por parte de mineras

Integrantes del ejido Morelos, del municipio de Zacatecas, se sumaron a las exigencias que en diferentes lugares de asentamientos mineros del estado, exhiben incumplimiento de los convenios celebrados entre las compañías extractivas para la explotación de tierras, así como en ofrecimientos de empleo y mejoras de infraestructura para las comunidades.

Anacleto Almaraz y José Luis Cid Veyna denunciaron ayer en conferencia de prensa ofrecida en la capital del estado, la violación de un compromiso establecido en 1999 con Grupo Peñoles y mediante el cual obtuvo de los ejidatarios un acuerdo para explotar minerales en el ejido Morelos por 12 años.

La compañía, dijeron en voz de Almaraz, ha proseguido la extracción cuatro años más, sin renovarse o replantearse el convenio con los propietarios de las tierras, por lo que exigen diálogo para este propósito.

Agregaron, el documento estipula que el trabajo generado por la actividad extractiva abriría plazas laborales para los ejidatarios y sus hijos antes que para terceros, “y ahorita ocurre todo lo contrario”.

Almaraz y Cid Veyna acompañados por más de una decena de campesinos, expusieron también su preocupación por la contaminación que produce la volatilidad de los jales en sus tierras y que ya evita el desarrollo de los cultivos, “lo que sembremos, en vez de producir para arriba no da producto como debía de dar”, dijo Cid Veyna.

De mismo modo mostraron temor por la salud, fundamentalmente de los niños, que respiran los gases de la mina, cuya fuente es un extractor de los mismos instalado a 2 kilómetros del asentamiento humano. Y exhibieron, existe trato diferenciado hacia los trabajadores locales en comparación con otros en el estado.

“Hay personas que se enferman, todas las compañías sí dejan que sus trabajadores vengan al (Instituto Mexicano del Seguro Social) y los pensionan por enfermedad, pero a los vecinos no se les permite”, advirtieron.

Exigieron también a las autoridades municipales y estatales, se haga un estudio para verificar el estado que guardan sus casas, pues “se dice que por debajo ya van llegando muy cerca de la comunidad (…) porque las detonaciones ya se oyen por ahí”.

Cabe recordar que el proyecto Francisco I. Madero, de Grupo Peñoles, fue planteado para convertirse en la mina subterránea de zinc más grande del país, según registró para el periódico La Jornada, Alfredo Valadez Becerra, con información del documento Zacatecas, el proyecto minero más importante de México, mismo que fuera elaborado por la entonces Secretaría de Desarrollo Económico en el año 2000.

En respuesta a por qué no se ha replanteado el convenio con Grupo Peñoles, los declarantes expusieron, hubo un intento infructuoso de hacerlo.

“En algún momento, fueron vecinos con ellos, y les dijeron que ellos tenían otros papeles, de alguna forma. Pero tampoco nos mostraron ese papel o nos dieron una copia para checar qué tan original era el que tenían”, puntualizaron.

– See more at: http://ljz.mx/2015/02/12/se-esfuma-la-empresa-firex-adeuda-1-mdd-empleados-y-proveedores/#sthash.Wm2CojMw.dpuf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s